jueves, 16 de diciembre de 2010

Sierra de Guara (Huesca), 3 días de "descanso"

Escapada de unos días a la Sierra de Guara. Todo el mundo me hablaba muy bien de esta zona, así que a la mínima oportunidad de juntar unos días había que comprobarlo...
Salí después del curro para llegar a dormir, como casi siempre, y a la llegada: un pueblo medieval entre niebla, nada de gente y un ambiente .. de fantasmas... ;-).
El castillo, impresionante a cualquier hora, pero con la niebla todavía más.


El sitio para dormir, sin muchas complicaciones, a la entrada del pueblo y bien orientado para por la mañana tener estas vistas desde la cama:
A la derecha, mar de nubes sobre los cañones del Vero:
A la izquierda, el alto del castillo y convento.
El día acompaña, después del furgo desayuno me preparo para empezar la ruta, senderismo por uno de los muchos caminos señalizados, en dirección a Colungo. Pero antes paseito por el pueblo:
Esta es curiosa, en los pueblos de la zona es típico clavar patas de animales ó aves. Según la tradición aragonesa, la casa es más que el edificio, comprende a quienes la habitan, a sus animales y a sus pertenencias, y con estas patas las protegen de los "malos espíritus".

Ya en ruta, a cruzar el primero de los cañones, este es el del Vero, muy buenas vistas y el azul del rio.
Ya en el primer puente, el de Villacantal, del S. XVI


Sigo con la ruta, una senda fácil, continuas subidas y bajadas, sencilla pero algo rompepiernas, en la ruta, muchas cosas que ver si te sales un poco del camino, chozos, y pinturas rupestres, camino de Asque, yo bajé al de Regacens, no me impresiona gran cosa, las pinturas están bastante deterioradas y se intuyen más que verse.

Refugios de estos se ven bastantes por la zona.

Otro puente, el Puente del Diablo sobre el barranco del Fornocal, se cree de origen medieval, y el sitio justifica su nombre por unas cuantas razones, es un paso estrecho, con una altura importante y muy metido en el barranco, construirlo en su época seguro que tuvo mérito.


Asque:

Alquézar desde Asque:


Y ya de vuelta el último paso por el barranco del día, el puente de Fuendebaños

A 1 Km. de aquí está ya Alquézar, hasta ahora esta ruta tiene más menos 16 km. Para ampliarla un poco y aprovechando que todavía queda 1 hora de sol, hago otra ruta de las señalizadas por la zona, es más corta, pero muy original, discurre por unas pasarelas ancladas en el mismo cañon desde una antigua central eléctrica, ahora remodelada hasta la cueva de Picamartillo. Desde aquí una subida fuerte entre paredes muy bien acondicionada hasta Alquézar.
Pasarela:






Cueva del Picamartillo





Y Fin de la ruta por hoy. La última subida ya se hizo muy larga, así que a descansar.
Día 2:
Amanece así:

Tras el furgodesayuno, hoy la ruta va en dirección contraria, hacia Chimiachas, a ver unas pinturas rupestres, con muy buena pinta y muy bien conservadas.
Pero de camino y aprovechando el viaje...

Geochache de Alquézar, sencillito de encontrar y en el mísmo camino hacia Chimiachas.

Alquézar desde el oeste.


Compañeros nuevos de viaje, que no esta bien hacer montaña uno solo:


A partir de los 1.000m de altura el tiempo cambia un montón, y se cierra de niebla, tanto los altos como el barranco hacia donde me dirigía, como tampoco es tan urgente,media vuelta y cambio de planes, si las pinturas aguantaron 5000 años, malo será que no pueda venir otro día.
Y nuevo destino. Vía Ferrata Peñas Juntas en Bierges.

A muy pocos km, otro de los objetivos del viaje, esta ferrata sencilla pero con 3 puentes tibetanos que prometen...




Muy divertida, un poco de tensión al principio con la novedad pero bien.
Y aprovechando los últimos rayitos de sol, para que no se diga que los furgoneteros somos unos guarros que no se duchan ... ;-) . Furgoduchita al sol en el acceso a la ferrata.

Después de esto, ya relajadito furgomerienda, visita a Bierge (nada del otro mundo, en comparación con Alquézar, menos aún...) y rumbo al objetivo siguiente. Rodellar, su cañon del Mascún (donde habitan los espíritus, según su traducción árabe) y su ferrata.
Llegué de noche, algo cansado y de pronto estas cosas:


No soy experto en señales y entiendo que dice que está prohibido roncar en todo el municipio. No hay problema, no ronco... ni voy a saltar a la fuente, ni a meter camisetas pequeñas en el agua, ni a mear... que vengo meadito de la ferrata... ni traigo el perro grande, ni voy a pedir con una lata sin terminar de abrir... en fin. Estos Ayuntamientos tendría que reflexionar sobre que gente les puso en el mapa y que tipo de turismo quieren... Aunque entiendo que esto en temporada alta tiene que ser un desmadre, pero bueno, a lo que íbamos.
Dormí en el parking principal y obligatorio del pueblo, mas allá está prohibida la circulación. El parking es de pago pero con los -3º C no veo ni al vigilante, ni la barrera ni nada. A dormir.


Por la mañana a buscar la ferrata, no aparece señalizado por ningún sitio.Pero buscando encontré un bar-refugio de escaladores "Kalandraka", muy chulo, auténtico y con gente muy agradable dispuesta a ayudar. Me indican donde está la vía.
La aproximación la hago por el barranco, el chico me dijo que tendría que cruzar unas cuantas veces de lado a lado del río, (el tampoco sabía que había una ruta más directa) pero fue un acierto.

Muy buenas vistas y un paseo cruzando de lado a lado el rio muy bonito.



Surgencia del Mascún:


Ya en plena Vía Ferrata del " Espolón de la Virgen":


Esta ya es algo más complicadilla, sin dificultad pero tiene pasos bastante aéreos y expuestos. Muy divertida.
El "espolón"

Y ganando altura: se salva un desnivel de unos 200 metros, no está mal.
Ya arriba, en la ermita. vistas espectaculares.

La ermita desde abajo,

Todas las rutas son un continuo sube y baja de un cañon a otro, pero siempre por caminos bien señalizados y sin mucha pérdida.
Y aquí acaba la ruta de esta semana, completa, y muy divertida, un sitio 100% recomendable.













8 comentarios:

  1. Pues para tener vertigo veo que subes bien alto, menos mal que todo se pasa.
    Como siempre, muy chulo y dandome envidia.
    BATU

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas Baturrin! ya sabes que cuando quieras apuntarte... así no me riñen por ir solo de ferratas

    ResponderEliminar
  3. PRECIOSO viaje. La verdad que el Pirineo, y en este caso pre-Pirineo, es un auténtico paraiso. Bonitos lugares y bonitas fotos que acompañan a un buen relato.
    Ya veo que sigues ferrateando. ¡Que lo disfrutes!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Bonito reportaje y, sobre todo, deduzco que te lo has pasado bien. El gusanillo de la aventura "te confunde". Yo también haría estos recorridos, pero no sólo(como parece que lo has hecho tú, aunque tengas la ventaja de que vas a tu aire y no entras en conflictos con nadie. Hay algunas fotos preciosas. Y en cuanto a los comentarios ya casi puedes publicar un libro de viajes. Algún día le gustaría a Pablo conocer estas rutas. Si le va lo de la "paleontogología" también le tirará esto.¿le gusta la nieve? Ya has abandonado los skis?.
    A ver si nos cuentas todas estas impresiones verbalmente.
    Si no nos vemos antes, Feliz Navidad.

    Santos

    ResponderEliminar
  5. LLevame contigooo compi!!!! Que envidia me dassss. Me encantan las fotos. Un besazo

    Laura

    ResponderEliminar
  6. Tus viajes me parecen una pasada y tus fotos una maravilla. Tienes un Blog que es una maravilla seguirlo, de hecho te tengo enlazado en el mio porque me encanta visitarlo. Sigue asi compañero
    Mikelangelu

    ResponderEliminar
  7. Hola Ivan!
    Tenia pensado hacer una rutilla por esta sierra y viendo esto, pos me he comvencido.. jje!
    Me pregunto si tienes el track de la ruta o alguna guia, nosé.. el pueblo donde dormiste, este medieval, qual és?
    nada, gràcias de antemano!
    SALUD!!

    ResponderEliminar
  8. Hola, me alegro de que te animes a visitar la zona. Muy buena elección. El pueblo medieval es Alquezar, sí buscas por Internet hay una guía en pdf con rutas por la zona, pero no te hará falta, están todas perfectamente señalizadas,
    Un saludo
    Iván

    ResponderEliminar